jueves, 21 de enero de 2010

Tantas noches lloraba a solas en mi habitación. Quería olvidar esto que me destrozaba viva. "Soledad" tantas angustias, tantas lágrimas dépositadas sobre aquella almohaba, y yo al final terminaba dormida para despertar al día siguiente e iniciar una rutina más de mi existencia.
Amor, siempre había terminado tan herida, tan confundida, cayendo ante los brazos del primer hombre que me decía" linda" siempre estaba ahí, pérdida entre las garras del alcohol tratando de olvidar esta inmensa soledad, que sólo con placeres dionisiacos podía sanar.
Prefería estar ocupada, los ensayos hasta tarde, clases, cursos, lecturas, visitas aqui, visitas allá, hoy me voy lejos, un año, dos años, no sé. Lejos para olvidar mi absurda realidad, me siento tan vacía por dentro.
El único que entendía mi suplico era mi perro, el que se subía a llorar conmigo, a lamer mi rostro a inundarme de mocos con su nariz negra y mojada, él, entendía mi dolor.
Por eso cuando me fui al extranjero prometí quemar mi pasado; Obsecividad, amar a quien no me amé, y quemar toda mi ropa, a mi regreso nada va a ser lo mismo. Lejos de mi ciudad pa´se cada aventura, me enamoré de quien jamás debí, y al final sólo recuerdos que no se escapan. Marcó el ciclo de mi destino 24 años de edad, terminar mi carrera , dedicarme al arte como siempre, y ser tan hermosa y segura.
No importaba si no hubiera nadie para mecer mi amor, al final ya me iba acostumbrando a frases insólitas de hombres.
El amor? qué es estupidez. Y de pronto, no me importa, creo que me burle de la misma vida que me brindaba todo en el ámbito profesional y en el sentimental? sólo basura.
25 años...Prometí a sí misma llegar a lucir radiante, digamos que me volví mas vanidosa, y ante todo analizando la circunstancia. Me gradué, y al fin mis sueños se iban haciendo cada vez más realidad.
Arte, arte, cada mes función fuera de la ciudad, quiero ser actriz famosa, bailar y bailar, que la gente me vea. que me vean hermosa. Y al final tuve tropezones que me dejaron más que herida, pensando que mi vida estaba tachada ya, me sentia marcada, sentia que jamás en la vida nadie se iba a fijar en mi.
Durante aquellos días, necesitaba gritar, necesitaba de alguien que pudiera escucharme, que me dijera algo, y no importaba quien fuese. Necesitaba curarme , me sentia podrida.
Y en mi dolor, apareció aquel hombre que no imaginé, áquel hombre que ignoraba su importancia, aquellas miradas eran destinadas para mi, aquellos suspiros me decian más, y aquellas lágrimas que se escurrieron en aquel bar, marcaron el rumbo de mi vida, Un abrazo que tanto esperé, aquellas palabras de consuelo, aquellas caricias de" Yo estoy contigo" fueron más .
Esa noche, volví a cometer lo de siempre: Besarme con un chico más. Pero al reaccionar, este chico me dijo: Con esto significa que eres mi novia?. Yo no sabía, que? Y al final fui descubriendo que a pesar de todo mi vacio sanaba. Y sanaría lentamente.
Ahora nos esperan nuevas realidades, las farfallas cantaran cuando el verano llegué, arullaran nuestros despertares y también cambiaran destinos ...

No hay comentarios: