lunes, 18 de enero de 2010

Danza


A los nueve años fué cuando tuve uso de razón de qué quería ser una bailarina profesional.Dedicarme a bailar y a bailar, y es que la danza me enganchó. Me encantaba leer los cr´´editos de los festivales, así fué como aprendí de autores y músicos de clásica. Me gustaba ir los martes y jueves a clase, lo recuerdo y tuve varios horarios, pero desde que recuerdo mi vida era: llegar de la escuela, comer, vestirme para ir a mis clases.
Siempre me gustaba salir en escena, al principio lloraba, eso fue a los cuatro años, cuando debute por vez primera en el Foro de Arte y Cultura, antes de su remodelación,luego siguió Degollado, Plaza Fundadores etc.
Y es que con la danza sentía que volaba, me olvidaba de todo. De mis problemas de adolescencia, de todo.
A los 14 años el ballet clásico me hizo un super parote, fué cuando conocí realmente el doloroso mundo del ballet. A los 13 años recibí mi primer par de zapatillas de punta, cómo olvidarlo! No me las quitaba para nda. Y prometí coleccionar todos los pares, también cuando me dí cuenta que alucnaba con viajar a Rusia, queria ser parte del Bolshoi Ballet.
1997, el año en que tomé clases con Guillermo Maldonado, Guillermo Hernández, Silvia Marichal, Joaquin Banegas, Caridad Martínez y esa increible técnica de puntas, que me destrozaban los dedos, pero me hizo bailar en puntas la mujer!!! Gracias.También tomé clases con Lucy Arcey Ely Torres, Julio Reza en musica, y Claudia Becerra.
Después quisé dedicarme al puro ballet, el español y el flamenco me cansaron, bailé en puntas en el Degollado, y para mi se hizo realidad mi sueño.
Luego proseguí con la hija de Helen Hoth, pero su técvnica después me pareció mala. Djé de bailar, fue entonces cuando la Filosofía y las letras decidieron por mi, entre a la Universidad en el 2002, pero aun así habia jurado regresar a la danza. Retomé el mundo de la danza en un tallercito del Foro de arte, me pareció un tanto malo, las técnicas eran inadecuadas y no senti un buen calentamiento, juré no regresar. Tiempo después viajé a Alemania y ahí cambio mi vida. Regresé al ballet, estaba en el taller de la Uni de Bayreuth, la chica super linda, Mariagma Diagne, super amable, y además nos alocabamos con el ballet.
Después de un año volví a Guadalajara y decidí ingresar a talleres de teatro, haciendole seguimiento con la danza. Yo dije hace muchos años cuando tenia nueve años; Si he de morir que sea en el escenario, fue entonces cuando conocí el adagio, y 10 años despues lo hice coreografia, adagio para morir... La escena será mi cama, y el movimiento. Entomces meceré mi alma al compás de pirouttes,,,,

la danza ES EL AMOR DE MI VIDA, MI MEJOR AMANTE EL TEATRO, Y MIS AMIGAS LAS PALABRAS....

No hay comentarios: